Indicaciones de uso.
 

Indicaciones Prácticas en el Manejo de un Carro Ortopédico.

La primera prueba piloto del modelo ortopédico debe realizarse en lugares abiertos y seguros para evitar accidentes. Es muy importante tomar la previsión de que en esa primera prueba el canino deba sortear pocos obstáculos. Una vez colocado en el animal, éste por lo general comienza a deambular en forma inmediata con total naturalidad y soltura. Hay pacientes que debido a su carácter, edad, o estado general, quedan como sorprendidos y permanecen mucho tiempo estáticos. No es muy común, pero a veces tratan de morder partes del modelo o en forma sorpresiva aceleran con velocidad llevándose todo por delante, provocando el choque, atasco o vuelco del aparato. De suceder estos contratiempos debemos ayudarlo a deambular mediante los elementos de sujeción que se utilizaban en su rutina diaria de paseos y así adiestrarlo para que reconozca el modelo mecánico que en parte lo rodea y lo acompaña en todos sus movimientos. Es notable la adaptación al carro ortopédico que en muy poco tiempo muestran tanto caninos como felinos. El único aporte que un ser humano debe hacer en todo este proceso, es sólo tener un poco de paciencia.
 

Tiempo de Uso del Carro Ortopédico.

Son varios los factores a tener en cuenta para decidir qué espacio de tiempo un canino debe utilizar diariamente un carro ortopédico. En esta cuestión no se han puesto de acuerdo los distintos autores de trabajos sobre el tema. El carácter del paciente, su estado general y todo lo inherente a su hábitat, sumado al tipo de parálisis que el animal presente, hacen que varíe el tiempo de uso. En un canino que presenta síntomas agudos de paresia o paraplejia transitoria en su tren posterior, el tiempo de empleo estará orientado a lograr su rehabilitación. En esta situación, su uso estará sujeto al criterio del profesional que diagnosticó la causa de su enfermedad. En un caso de paraplejia del tipo permanente, el tiempo de utilización debe ser orientado a respetar la rutina diaria del animal, tal como sucedía cuando estaba sano. Un canino o felino en su hábitat permanece mucho tiempo echado. Por lógica, el empleo prolongado sería inapropiado. La convivencia del paciente con otros animales, generalmente lo incentiva a utilizarlo por un mayor espacio de tiempo. Cuando el canino nunca sale de su casa, se debe colocar varias veces por día a modo de juego. Estas circunstancias promoverán que los reflejos de la micción y defecación sean beneficiados por el movimiento. Así aprovecharemos una de las ventajosas finalidades de su utilización. Asisto a pacientes que tienen colocado muchas horas diarias el carro ortopédico sin presentar ningún tipo de inconvenientes. Sin ayuda aprenden a echarse de pecho; a mi entender cuando lo sienten necesario, y vuelven a deambular ante el estímulo que los motive a hacerlo.
 

Recomendaciones Generales.

Un alto porcentaje de pacientes que son derivados para mi atención, presentan cuadros de parálisis permanente de su tren posterior, que datan muchos meses de antigüedad. Hay un viejo dicho, propalado al parecer de boca en boca dentro de nuestra profesión, algo parecido a la frase, "me dijeron", que determina a ciencia cierta la prohibición de ayudar a un cuadrúpedo con problemas en su deambular, hasta que la situación se torne insostenible. En respuesta a este pensamiento irracional: les contesto que un bastón o un par de muletas en medicina humana son sinónimo de carro ortopédico en medicina veterinaria. Indico que una vez efectuado el diagnóstico y pronóstico de la parálisis o paresia del paciente, es aconsejable el uso de carros ortopédicos mientras se espera, una vez instaurado el tratamiento, la evolución de la enfermedad. Hago especial hincapié en que los modelos ortopédicos deben utilizarse una vez descarta- das las enfermedades que puedan producir en caninos o felinos la pérdida del equilibrio por cortos períodos de tiempo. Es muy importante activar la bioenergía muscular de estos pacientes, para intentar mejorar o retardar el proceso que produjeron tales afecciones. Recomiendo también el empleo de los diversos modelos en animales parapléjicos o cuadripléjicos que hayan sido intervenidos quirúrgicamente. Evitar que su período postoperatorio se cumpla en la posición decúbito, creo que encierra principios de lógica; luego vienen los higiénico-sanitarios.
 

Calle Besares 1908 - Nuñez - CABA Google Maps
Tel Fijo: +5411 4701-0635 Tel Fijo
WhatsApp WhatsApp:
AC Carros en Facebook Facebook:
AC Carros en Instagram Instagram: